ESCUELA DOMINICAL

RESEÑA  HISTORICA

La Iglesia Misión y Desafío “Peniel”,  tiene el Ministerio Escuela Dominical de Niños desde que se reinicia en el año 2001,  con las edades de 1 a 11 años;  Los maestros que enseñan son de buen testimonio  y capacitados con diversos talleres para instruirlos en la palabra de Dios, y siempre se están actualizando de cómo poder enseñar mejor, buscando métodos  para la buena enseñanza de la palabra de Dios, de acuerdo  a las edades, tomando como guía a través del libro sagrado  “LA BIBLIA”.

LAS CLASES ESTAN DIVIDIDAS POR EDADES:

SALA CUNA:                                Edad  de 1 a 2 años

CLASE  OVEJITAS:                   Edad  de 3 a 5 años

CLASE  ESTRELLITAS:           Edad  de 6 a 8 años

CLASE  SOLDADITOS:            Edad  de 9  a 11 años

LOS MAESTROS ENCARGADOS COMO DIRECTORES DE LAS DIFERENTES GESTIONES:

Gestión 2001-2003:  Pra.  Niuva de  Andrade

Gestión 2004-2007:  Hna. Betty Escobar de Abrego

Gestión 2008-2012:  Pra.  Evy    Suárez de Mondino

Gestión 2013-2015:  Hna. Cristina Chambi Pari

LIDER ENCARGADA  DE  LAS HORAS FELICES

Gestión 2013-2014:  Hna. Elizabeth Zerain de Cuéllar

Gestión 2015-2016:  Hna. Cristina Chambi Pari

ACTUALMENTE PERSONA ENCARGADA  DEL MINISTERIO

Gestión  2016:                      Hna. Cristina Chambi Pari

LEMA:                                    “Enseñando para  cambiar vidas”

 

La visión.-

Ser un Ministerio que con la guía de la palabra de Dios alcancemos la formación  de la niñez  bajo la cobertura de la iglesia.

La Misión.-

Instruirlos en la palabra para que sirvan a su generación en la iglesia y en el mundo que los  rodea.

El Objetivo.-

-Instruir, corregir en la palabra de Dios, caminando juntos hijos y padres que congregan en la Iglesia, para que conozcan más acerca del amor y el poder de Dios.

-Ganar muchos niños para Cristo,  a través de las horas felices  que se realizan  en las casas  de los hermanos, que han dispuesto y apartado un día  a la semana para atenderlos, instruirlos y guiarlos por el camino del Señor  Jesucristo y Redentor nuestro.

SUBIR